DEVOCIONALES

PROFETA CATHY LECHNER. TALLER CONVENCION VIERNES 9-11-13.

1466186_672660479440845_779971179_n

PROFETA CATHY LECHNER. TALLER CONVENCION VIERNES 9-11-13.

Una palabra del cielo es suficiente para cambiar toda tu vida. El Señor dijo en Isaías 6:8 “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí.

Una palabra del cielo cambio la vida de Isaías, cambió la historia del Reino de Dios. la gente gasta billones de dólares buscando algo mas, se preguntan ¿la santería es real? Pero Satanás nunca tuvo un pensamiento original. Todo lo que hace Satanás lo copia del Reino, y como es un mentiroso es incapaz de decirte la verdad. Cuando te dice “vas a morir” es una mentira, no hay verdad en eso. Mucha gente puede caminar en lo sobrenatural. Es en lo natural donde tienen el problema.  Hay gente que tiene un pie en lo sobrenatural y otro pie en lo natural. Mucha gente puede orar por enfermos y echar fuera demonios, saben cómo resucitar muertos, saben orar, ayunar y ganar almas para el Reino, pero tienen problemas con lo natural. Ambos pies representan lo sobrenatural.

Pero si usted se para solo en un pie, aun si fuera una persona alta y grande, aun así puede caer si se lo empuja. Porque no necesitamos solo lo sobrenatural, sino también lo natural. Venimos a conferencias, tenemos gran adoración y oración, sentimos su presencia, y vemos unos pocos milagros, porque conocemos lo sobrenatural, pero tenemos que complementarlo con lo natural. Se acuerda cuando usted recién se enamoro y decía: “mi novio es tan fuerte, es amable y me abre la puerta. Pero un año después de casado, las cosas que amaba de él, son las que la alteran”. Ahí necesita lo sobrenatural para que puedan congeniar.

Dios quiere hacer congeniar las dos cosas en nuestras vidas. Lo sobrenatural y lo natural.

En 2º Reyes habla de dos hombres. Elías y Eliseo. Elías era quien entrenó a Eliseo. A aquellos que están en el ministerio, alguien lo entrenó a usted. Hay un precio que pagar. Nosotros entendemos lo sobrenatural. Oramos por los enfermos, estudiamos la palabra, pasando horas en oración, consolando a la gente, etc.

Entendemos lo sobrenatural, pero Dios te dio un Elías para enseñarte la parte natural de caminar en lo sobrenatural. Nunca serias capaz de levantar un muerto, ver los ciegos sanarse, que muchos vengan al Reino, grandes milagros, a menos que aprendas a congeniar los dos.

¡No puedes estar parado en un solo pie!

Dios está más interesado en el ministro que en el ministerio. Si tu don crece más que tu carácter, Dios está más interesado en cambiarte a ti, que usarte a ti para cambiar a otras personas. Que importa si gano todo el mundo, pero yo me pierdo. Antes que Eliseo pueda caminar en lo sobrenatural, Elías lo llevo a Gilgal, que es el lugar de los altibajos. No es suficiente cuando te sentís bien, a veces estamos lavando platos sucios, todavía tenemos altibajos, porque la vida es de altos y bajos.

También Elías llevo a Eliseo a Bet-el. La casa de Dios. Hay que caminar en lo sobrenatural, también limpiando los baños, el piso, tomando la ofrenda, y el peor trabajo en la iglesia es ordenar el estacionamiento. Debemos entender que el poder sobrenatural viene de servir en la casa.

Al siguiente lugar donde lo llevo fue Jericó, que significa “el lugar dulce en la vida”. Era una ciudad fortificada, era el lugar de lo imposible, cada gran hombre y mujer de Dios que han hecho algo grande para el Reino, Dios los hace pasar por su Jericó.

¿Cuál fue la lección? Elías le enseño a Eliseo con la lección de Jericó. Dios dijo: “marchen alrededor de Jericó”. El primer día, una vuelta. El segundo día, dos vueltas. ¿Quién les dijo que marchen? A los hombres? A las mujeres? A los ancianos? A las ancianas? “yo tengo juanetes, no quiero caminar”, “Dios no me dijo que haga esto” y las mujeres embarazadas: “yo creo que voy a entrar en trabajo de parto”.

Dios les dijo que caminen siete veces alrededor de Jericó y también les dijo: ¡No hablen! Caminar era lo más fácil, lo más difícil era no hablar.

Proverbios 10: 19 dice que “en las muchas palabras, la transgresión es inevitable, mas el que refrena sus labios es prudente”.

Y el pueblo podía decir: “yo no vote para que Josué sea el líder…mis pies me duelen…yo tengo presión alta…pero Dios dijo: ¡Cállense porque van a pecar!

La lección de Jericó no fue solamente caminar, sino hacer lo que se te pide aun si no lo entiendes, aun si no te gusta, aun si no estás de acuerdo, tenes que hacer caso. Dios dice: “cállate y camina”.  No podrás caminar en lo sobrenatural a menos que aprendas a caminar en el ejército del Señor. Si conoces la palabra de Dios ningún hombre o mujer puede ponerte bajo opresión.

También existe el problema contrario, hay muchos hombres haciendo lo que creen correcto a sus propios ojos, diciendo: “a mí no me van a decir lo que tengo que hacer, no voy a estar en vigilia toda la noche y puedo orar en mi casa”. Si el pastor dijo hágalo!

Ahora es necesario y es tiempo, que cualquier cosa que hagamos tenemos que hacerlo ahora, no debemos esperar cuatro meses, la cosecha está sobre nosotros ahora!

¡Retrasar o postergar es desobediencia!

El promedio de iglesias que abren sus puertas, ganan mucha gente pero a los 10 años cierran sus puertas, sus ministerios no perduran. Alrededor del mundo el 90% de iglesias nuevas que abren sus puertas, luego las cierran a los 10 años aproximadamente. Porque solo saben hacer el trabajo en lo sobrenatural, pero no saben hacerlo. A cada uno le ha sido dado un Elías, incluso Jesús tuvo su Elías. Cada uno de nosotros tiene un Elías que nos lleva y nos ayuda y nos va a decir: “déjame mostrarte, déjame ayudarte, para que tu no cometas los mismos errores que yo cometí”.

Hace unos 30 años fui ordenada y me ungieron como Profeta. En ese tiempo Dios estaba levantando el ministerio profético para completar la iglesia. Unos 30 años después, no pude encontrar ni 30 personas que fueron ordenadas conmigo. Todavía siguen en el ministerio, sirven al Señor, profetizan, pastorean, algunos murieron antes de tiempo, los hijos se fueron, sus matrimonios se quebraron, porque muchos no sabían el precio y no había ningún Elías que le diga: “déjame ayudarte, no quiero que cometas los mismos errores, no quiero que aprendas de la peor manera” ¡Hay un precio que pagar! Hay que aprender las cosas de la vida que te van a ayudar. Elías fue servido por Eliseo y sabía que tenía que entregar el ministerio a ese joven, como orar, como servir, como pasar por Gilgal, pero ahora llegaba al lugar más difícil, al Jordán. El Jordán geográficamente es el lugar más bajo sobre la tierra. Representa la depresión. Cada gran hombre y mujer de Dios va a pasar por varias veces donde se sentirá solo. Hombres llamados a profetizar sobre ministerios y llegan a un lugar llamado depresión, Jordán y no había vuelta atrás.

¿Por qué Eliseo destruyo el arado? Para nunca volver al arado. No había vuelta atrás. Aun su familia lo había rechazado. Vas a llegar al Jordán, y te sentirás solo. No hay vuelta atrás. Eliseo le dice: ¿Dónde vamos a ir? El rio esta frente a nosotros, no podemos cruzarlo, es muy profundo, nos ahogaremos y no podemos volver porque destruimos todo. Es el lugar de lo imposible. Todos nosotros hemos estado en ese lugar donde decimos: “Señor estoy solo, te perdí? Me equivoque al seguirte? Te enojaste conmigo Señor? Qué hago Señor? Yo camine en tu palabra, escuche al profeta, ayune, sembré… Señor que hago?

Elías le dijo a Eliseo: “déjame mostrarte hijo, lo que debes hacer, mira y aprende. Elías tomó el manto, que representa que tomo todo lo que sabía de Dios. Cuando tú tienes todo bajo control, tú eres el señor porque lo puedes hacer. Dios nos va a hacer pasar por esto, cuando estamos frente al Jordán para que nos entreguemos por completo a él, nos rindamos. Entonces ahí, en el Jordán, él te va a enseñar que es el Dios de lo imposible. Tomo ese manto, que representaba todo lo que sabía de Dios, golpeo el agua y se dividió. Entonces cruzaron. Eliseo quería la doble porción, pero que haría con lo que rebalse de esa unción? Debo tener un contenedor más grande para esa doble porción. Así como dijo David “ensancha mi corazón”. ¿Cómo lo hará si no te hace pasar por estas pruebas?

Eliseo se volvió al camino que había recorrido. Tendrás que caminar el mismo camino.

 

 

Comments