TESTIMONIOS

¡Para Dios no hay nada pero nada imposible!

Esta señora nos cuenta que viendo el programa de Cielos Abiertos en 13 Max Dios hablo a su vida diciendo que ahí seria sana. 11 años sufriendo de diferentes cosas, cada 15 días renovaba todo sus medicamentos que costaba muchísimo dinero. Ambos se sanaron del corazón. Sus vidas cambiaron automáticamente al venir a la iglesia, tuvieron un encuentro especial con Dios. Todo lo que vivían y veían habitualmente hoy son sorprendentes y disfrutan a pleno su matrimonio, hijos y vida. La señora expresaba que hay un antes y después en su vida particular, ¡hoy tiene ganas de vivir a pleno!

¡Para Dios no hay nada pero nada imposible!

1932326_736377463069146_107443928_n

Comments