TESTIMONIOS

No temas. Yo soy tu Dios y estoy contigo.”… Volvió a la vida, Dios le dio felicidad, y hoy le rindió Su vida completamente a Jesús. ¡¡¡Dios es grande!!!!

 

10267774_770115539695338_3105591871726219486_n

Raúl tuvo un accidente en la moto, su cabeza se golpeó gravemente y su esposa que ya venía a la iglesia, oraba por él. Él comenzó a verse desde afuera de su cuerpo, cómo los familiares sufrían por él, estuvo muerto 7 horas y se veía con sábanas blancas en la morgue. Escuchaba que una persona oraba por él y también escuchaba una voz como un rugido que lo llamaba y decía que su espíritu le pertenecía, pero por otro lado sintió a Dios que lo abrazaba y le decía “No temas. Yo soy tu Dios y estoy contigo.”… Volvió a la vida, Dios le dio felicidad, y hoy le rindió Su vida completamente a Jesús. ¡¡¡Dios es grande!!!!

 

Comments