DEVOCIONALES

La gran puerta del Cielo es el Señor.

¡El Reino de los cielos también tiene puertas!
Juan 10:9 “Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto.”
Si nosotros somos fieles Él va a abrir las ventanas de los Cielos que son para derramar bendición. Cuando entramos al Reino de los Cielos entramos por la puerta que tenemos amplia entrada para recibir bendición.
¡Jesucristo es la puerta de salvación!
Nosotros también tenemos puertas:
Apocalipsis 3:20
“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”
Cuando abres la puerta de tu ser interior Él entra a nosotros y nos convertimos en templos portátiles y Dios se mueve con nosotros.
A veces abrimos puertas de maldición. Cosas que abren puerta a la maldición: miedos, odio, enfermedades, falta de perdón.
Abríle la puerta al Señor, un cristiano  puede estar bajo opresiones. Tenemos que orar para que el Espíritu Santo traiga discernimiento.Ver películas incorrectas asociadas al infierno y pornografía abre puertas al infierno.

– Las emociones como el temor son puertas, las palabras anunciadas palabras mal usadas e incorrectas abren puertas al infierno. Inclusive tenemos que aprender y saber que oír, usted abre la puerta y el diablo se mete. ¡¡Aprenda a cuidar su oído!!Somos puertas de entrada de bendición y maldición para nuestra:

– Economia
– Hijos
– Matrimonio
– Familia
– Sociedad

¡¡¡Deje entrar al Rey de gloria sobre su casa, hijos y familia por sobre todas las cosas!!!

10530800_804598082913750_1226375842911877188_n

Comments

CLOSE
CLOSE