DEVOCIONALES

10298362_770430342997191_5899483165144012304_o

 

Hechos 2:6,7 En el día del pentecostes, cuando el Espíritu Santo descendió con su Gloria sobre ellos, comenzaron a hablar en lenguas angelicales, ahí sucedió la primera predica, cuando el pueblo no entendía lo que sucedía, ellos preguntaron que debían hacer. Y es cuando el Apóstol Pablo les dice que se arrepientan para que sus pecados sean perdonados.


El llamado de Dios es:
Arrepentirse y convertirse.
Convertirse es para ir en dirección para otro lado.
Arrepentirse es dejar la vieja vida.
El cristianismo es un cambio de vida, no una religión.

Comments